miércoles, 2 de diciembre de 2009

Quinto Chacra

Relacionado con el color azul. Vishuda en sánscrito (purificación). Localizado en el cuello encima del esternón por delante, y a la altura de C7-D1, en la vértebra más grande que se observa al comienzo del cuello.

Físicamente actúa en la zona del cuello, cervicales (con tantos problemas hoy en día), trapecios, barbilla mentón, orejas y oídos, aparato del habla, boca dientes, conductos respiratorios, bronquios y hombros. Se relaciona con la glándula endocrina tiroides que actúa en el organismo regulando el crecimiento del esqueleto y órganos internos, regula el equilibrio físico y psíquico y la velocidad con que transformamos lo que comemos en energía.

La creatividad tiene que ver mucho con el segundo chacra es en el quinto donde le damos expresión, por ello un problema derivado del quinto (dolor cervical, contracturas en los trapecios, etc. ) tendrá una repercusión en el segundo con dolor lumbar por ejemplo, pues es en el quito donde debemos expresar esa creatividad. Al igual que la voluntad y el poder está en el tercero, es el quinto el que lo expresa mediante la comunicación. Pero con una comunicación integra, sin traicionarse a uno mismo ni a los demás.

Cotillear, criticar, juzgar a los demás o hablar mal de nosotros mismos o darle una intención negativa a nuestras propias palabras, bloquean este chacra. La no expresión de nuestros sentimientos y/o emociones, si nos sentimos tristes, alegres, enfadados,… bloquea nuestro quinto centro. ¿Sueles padecer de tensión cervical o de trapecios, rechinas los dientes, sufres ronquera? Cada vez que somos capaces de expresar nuestra verdad este centro se abre y se expande. Tampoco se deben permitir ni insultos, ni bromas sarcásticas hacia uno mismo.

El quinto chacra conforma una unión importante entre los chacras inferiores y los centros superiores de la cabeza. Es el puente entre nuestro pensamiento y nuestro sentimiento y la forma en que lo manifestamos al mundo exterior. Así la expresión de nuestra vida interior toma forma desde la palabra hablada predominantemente, pero también en cualquier interpretación artística e interpretativa. Un funcionamiento inarmónico de este centro bloquea el entendimiento entre la cabeza y el cuerpo. La manifestación de esto es o bien una dificultad en la expresión de emociones y pensamientos, o un cierre en la intelectualidad o el racionalismo permitiendo solo el paso de aquello que, a “nuestro juicio” tolera. Otro aspecto del funcionamiento inarmónico, son las personas que abusan de la comunicación y que la emplean bien para convencer a sus congéneres, o bien para atraer la atención sobre ellos mismos. En cualquiera de los caso esto conlleva una imposibilidad al acceso a las dimensiones no materiales del ser pues les faltará la franqueza, la amplitud interior y la independencia necesarias.
4º chacra            6º chacra

No hay comentarios:

Publicar un comentario