jueves, 15 de julio de 2010

Reiki con minerales. Cuarta parte.

El tercer chacra es el chacra de las emociones. Está regido por el color amarillo. Para este chacra también nos serviría el ojo de tigre, del cual hablé en el artículo anterior. Otro buen aliado es el jaspe amarillo, ayudante de todo el sistema digestivo. El cuarzo ahumado no solo serviría para este chacra sino que también estaría indicado para el primero y el segundo. Indicado para cualquier problema físico en el abdomen y calmante emocional por naturaleza.

En las piedras beneficiosa para este centro entraría también la pirita, que como los anteriores minerales favorecería el sistema digestivo, es además es una gran recargadora de oxígeno en sangre, por lo tanto muy adecuada para procesos convalecientes y para personas con déficit de hierro.

El cuarto chacra, es el asiento del alma y el metabolizador de los sentimientos. Integrador de los tres chacras inferiores y de los tres chacras superiores. Su color es el verde. Una de las mejores piedras que abren este chacra es la esmeralda, potenciadora de las emociones positivas y de la apertura del corazón. Desintoxica el hígado y ayuda en problemas cardiacos. Otra gran gema para este chacra es la amazonita que además protege contra las radiaciones electromagnéticas emitidas por antenas, teléfonos móviles y sistemas informáticos. Buena idea llevarla junto al móvil.
3ª parte         5ª parte

jueves, 1 de julio de 2010

Reiki con minerales. Tercera parte.

El segundo chacra se identifica con el color naranja. Como vimos en el artículo anterior dedicado a este chacra, el segundo centro nos comunica con el proceso de realización práctica en esta vida y con nuestra vivencia del sexo y de la relación de pareja.

Personalmente el cristal que más me gusta para este chacra es el ojo de tigre. De color entre dorado y naranja con vetas negras, su apariencia es realmente hermosa. Tiene la propiedad de hacer de comunicador entre los chacras inferiores y los superiores.
















Calmante de las emociones, posee la propiedad de tener un raciocinio más claro, separado de las emociones. Es integrador de los hemisferios cerebrales, ayuda a encontrar nuestras limitaciones y a traspasarlas.

Otras gemas que van bien para este centro son la cornalina, que te ayuda a estar en el momento presente, y por supuesto el cuarzo citrino, que aparte de ayudar al segundo centro atraerá a nuestras vidas la abundancia en todo el sentido de la palabra.
2ª parte        4ª parte