viernes, 1 de octubre de 2010

Reiki con minerales. Séptima parte.

Los minerales que utilizamos, bien para nosotros mismos bien para otras personas, se cargan energéticamente de las emanaciones de las personas y el entorno perdiendo parte de su poder. Más aún si esos minerales los utilizamos para varias personas.

Es interesante advertir que cuando adquirimos un mineral, sobre todo un cuarzo, lo primero que debemos hacer es programarlo para que realice la función que nosotros deseamos. La manera en la que programaríamos una gema es muy simple: cogeríamos el mineral entre nuestras manos y mentalmente mandaríamos la información que deseamos que guarden.

Para una perfecta limpieza de un mineral lo sumergiremos preferiblemente en agua de mar. Si no nos es posible obtener agua de mar, puede servirnos agua mineral con un poco de sal marina. Lo mantendremos a remojo de 12 a 24 horas y si es posible, con luz solar natural. Si los minerales que utilizamos son de uso individual, es suficiente con que los limpiemos una vea al año. Si los emplean varias personas, lo ideal sería limpiarlos al cambiar de persona, pero si ello no es posible, como mínimo una vez a la semana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario