martes, 28 de agosto de 2012

La energía lo es todo. Capítulo V. Las energías grupales.

Vamos a hablar ahora de un tipo de energía más poderosa que la que pueda poseer una persona por ella misma, me refiero a las energías grupales.

Como su propio nombre indica su principal poder emana del grupo. Este tipo de energía puede llegar a ser muy nociva si en los individuos que forman ese grupo la idea que impera es negativa. Por desgracia hay bastantes ejemplos de esto. La energía que se apoderó del pueblo alemán cuando Hitler se alzó con el poder es un claro ejemplo. Otro es toda la energía que se apodera de grupos fanáticos religiosos o terroristas.

También podemos ver ejemplos menos nocivos: los seguidores de un equipo de fútbol, los componentes de un partido político, etc. Algunas empresas también aprovechan este tipo de energía para tener una mayor cohesión entre sus empleados y una mayor productividad.

Desde luego también existe un aspecto positivo de esta energía, un ejemplo es la energía que sentimos cuando vamos a algún templo de peregrinación y percibimos la energía que los fieles han depositado en ese lugar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario