sábado, 6 de octubre de 2012

Regulación de Centros Vitales. Método Adras. Capítulo II.

Una de las principales funciones de los Centros Vitales es el control sobre la consonancia de los ritmos que requiere nuestro organismo energético para vibrar correctamente y mantener así los estados naturales de equilibrio y recuperación. La estabilidad que requiere nuestra salud esta íntimamente ligada a estos ritmos.

Como hemos en los anteriores artículos sobre la energía “La Energía lo es todo”, la energía nos envuelve y coexiste entre las personas, lugares y entre la red tecnológica que nos rodea. Los Centros Vitales (chacras) se ven alterados frecuentemente por estas energías en las que estamos inmersos.

Cualquier situación emocional que nos altere, nos provoque estados de desequilibrio y nos conduzca a situaciones de descontrol en la que la ofuscación se adueñe de nuestro cuerpo o nuestra mente, afectarán sin duda a los ritmos naturales de nuestros Centros Vitales. Esto nos provocará, sin que nos demos cuenta, una serie de desajustes que si no son corregidos acabarán manifestándose en las zonas orgánicas con el consecuente deterioro de nuestra salud.
Cap. I            Cap. III

No hay comentarios:

Publicar un comentario