jueves, 2 de mayo de 2013

Regulación de Centros Vitales. Capítulo IX. Las Aguas del Dragón.

Las Aguas del Dragón permiten recuperar un estado suficientemente adecuado para afrontar las situaciones de la vida cotidiana de una forma mucho más llevadera. Si se está siguiendo algún método terapéutico, las Aguas ayudan a mejorar el resultado, facilitando o acelerando el proceso de recuperación.

Estas Aguas trabajan cuidando nuestra energía. Forman parte de una tradición antiquísima alquímica basadas en las leyes universales, la naturaleza y sus ritmos.

El terapeuta buscará el déficit, es decir, lo que la energía de la persona necesita en ese momento para su correcto funcionamiento. Para saberlo se utiliza la kinesiología, un método de testaje sobre el propio cuerpo de la persona: el cuerpo sabe lo que le beneficia y lo que le desequilibra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario