sábado, 24 de agosto de 2013

La Tierra. La esperanza. Capítulo III.

El ser humano tiene una cualidad de la cual carecen nuestros compañeros de viaje del reino vegetal y animal: la esperanza.

Como se suele decir, la esperanza es lo último que se pierde, y en el caso del planeta en el cual somos huéspedes, esto cobra mucho sentido. Nuestra casa sigue teniendo un gran poder regenerador y así lo demuestra diariamente sobreponiéndose a los ataques que recibe y generando vida allí donde se le deja.

Esto me lleva a la esperanza, espero que a usted también amable lector, de que un cambio en la actitud de sus mayores depredadores (los seres humanos) puede frenar la espiral destructiva en la que parece que se aboca a la Tierra. Es una tarea en la que cada uno tiene que asumir su propia responsabilidad, y en la que hay que tener muy presente la educación de los niños, como pilar fundamental, para que no se reproduzcan los errores que hemos cometido sus padres.
Cap. II           Cap. IV

No hay comentarios:

Publicar un comentario