domingo, 23 de febrero de 2014

La energía de los árboles. Capítulo II. El abedul.

A este árbol se le denomina de diversas formas dependiendo de la situación geográfica. Una de ellas es el chopo, que no hay que confundir con el arma reglamentaria que usábamos en el servicio militar en la década de los 80 y los 90...

Éste es un árbol con una clara energía ascendente, que crece sobre todo hacia arriba. En estado natural alcanza alturas y grosores considerables. Es un excelente limpiador de la tierra y soporta bien climas muy duros. En buenas condiciones puede hacerse centenario, incluso sobrepasar esta edad.

Como he mencionado antes, la energía del abedul es ascendente, por ello nos aporta una energía que nos puede ayudar en situaciones en las que tengamos una duda o que no sepamos cuál decisión tomar. Este árbol lo tiene claro: hacia arriba, hasta el Sol.

Un buen ejemplo de abedul lo tenemos en la localidad oscense de Broto, al lado del parque de Ordesa, junto al río Ara a su paso por esta localidad.
Cap. I         Cap. III

No hay comentarios:

Publicar un comentario