sábado, 6 de diciembre de 2014

Regala Tratamientos Energéticos

¿Has pensado en un regalo completamente diferente, original y muy saludable?
Pues ahora lo tienes a tu alcance, hemos preparado un pack energético muy especial para estas fiestas navideñas.

En este tratamiento regulamos la energía por medio del Método Adras de Regulación de Centros Vitales, terapia agradable y efectiva  en la que el terapeuta armoniza la energía de la persona con diversas técnicas: aplicación del color en los chakras, agradable masaje en puntos especiales de los pies y las manos y aromaterapia apropiada.

A continuación le unimos a este completo tratamiento la terapia Craneosacral, consiguiendo armonizar los planos físico, energético y psicoemocional.

Este pack está compuesto de:
  • dos sesiones de Regulación de Centros Vitales 
  • un envase de aceites esenciales personalizado 
  • un agua codificada energéticamente personalizada 
  • un spray vaporizador de aceites esenciales. 
Todo esto por 84 € en lugar de 120 €, con un descuento del 30%.

Esta oferta es válida desde el 10 de diciembre de 2014 hasta el 5 de enero de 2015, tanto para las compras en nuestro centro como en nuestra tienda on line.

miércoles, 3 de diciembre de 2014

La energía de los árboles. La abuela Haya. Capítulo VII.

En la Península Ibérica podemos encontrar este árbol de los 500 a los 2000 metros de altitud. Gustan de climas húmedos y de suelos fértiles. Tienen la cualidad de atraer la humedad y las lluvias, pues en sus bosques crean un microclima. De gran porte pueden llegar a medir 40 metros de altura con una copa similar en su diámetro. Árboles de una longevidad media pueden llegar a vivir 300 años. Su fruto es el hayuco.

El haya está asociada a la sabiduría y al conocimiento antiguo. Según la tradición las primeras palabras se escribieron en láminas de madera de haya. Podemos decir que representa lo primigenio y ancestral.

 La energía del haya es buena para los sentimientos de inseguridad y los temores, desbloqueándolos y armonizando la energía.
Cap. VI        Cap. VIII