martes, 26 de mayo de 2015

Vampiros energéticos. Capítulo II.

Todos hemos conocido en alguna ocasión un vampiro energético, ya sea un herman@, espos@, amante, pareja, pariente, vecin@ o amig@. No importa el poco tiempo que pases con ellos, siempre te sentirás cansado y débil cuando ellos se vayan.

Los vampiros energéticos a menudo no se dan cuenta de que están extrayendo energía de las personas que los rodean, suelen hacerlo involuntaria e inconscientemente.

En muchos casos el vampiro energético involuntario está enfermo o tiene alguna capacidad energética disminuida. Extraer energía de aquellos que le rodean puede ser un procedimiento automático de su propio campo energético en un esfuerzo por conseguir la fuerza para conservar o generar un estado más saludable para su propio cuerpo físico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario