viernes, 4 de diciembre de 2015

La meditación, contacto interior. Capítulo I.

Hoy en día el ser humano occidental vive en unas circunstancias complejas que hacen que cada vez pierda más su conexión con su sabiduría interior, o dicho coloquialmente, consigo mismo.

Vivimos inmersos en un mundo cargado de miles de informaciones que nuestro cerebro tiene que procesar al instante. Muchas veces llegamos a agotarnos mentalmente debido a la sobreinformación que soportamos casi diariamente. Esto nos hace tener todos nuestros sentidos hacia el exterior. Es la principal causa de nuestra desconexión interior.

Recibimos información a través de los medios audiovisuales; en nuestras vidas ha entrado, relativamente hace poco, internet y con él las redes sociales; tenemos que atender las informaciones que nos llegan de nuestros familiares y amigos; la sociedad de consumo nos engulle con nuevos reclamos, con la ayuda de internet y los medios audiovisuales, para que consumamos sin descanso. A su vez nosotros mismos procesamos toda esta información y creamos otra nueva basándonos en nuestras experiencias.

Impresionante.

Una de las herramientas más valiosas que poseemos para poder reencontrarnos es la meditación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario